domingo, 31 de diciembre de 2017

Mañana empieza todo

2018


Mañana empieza todo, como cada día, sí, pero el primer día del año es propicio para prometer y hacer  propósitos que se los lleva el viento. Yo quiero cumplir, no como esa amiga que jura todas las  Nocheviejas por sus ancestros que irá al gimnasio tres días por semana, para ponerse estupenda y perder diez quilos. Y en cuanto se desloma el primer día laborable, no regresa hasta el 2 de mayo, para desaparecer hasta el siguiente año.Un bucle diabólico de promesas incumplidas. Quizás por eso la  apodan la Halley, por el cometa, porque su aparición marca una efemérides.

Para 2018  me propongo ganar en profundidad e introspección. Pensar un rato, de vez en cuando y sin abusar, en reflexiones filosóficas. Mal no me hará y con un poco de suerte, quizás me sirva para algo en esta vida.  


Deberíamos dejar de ser tan mirones, en vez de mirar tanto para afuera, deberíamos mirar más en nuestro interior.


James Stewart en La ventana indiscreta, 1954 




No es exactamente filosofía, pero se le parece mucho.   

 

14 comentarios:

  1. Es filosofía, es pensamiento y reflexión. Y la idea de ganar en profundidad y mirar más hacia adentro es una gran propuesta, algo que no hay que abandonar como lo del gimnasio de la otra, sino alimentar cada día. Mal no hace nada que uno busca dentro de sí mismo y para reforzarse a sí mismo. Un abrazo, Amaltea, salud y cava simbólico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque parece que trivializo, lo cierto es que abruma tanta exposición y andar todo el día pendientes de lo último.Luego resulta que todo - o casi- es irrelevante.
      Mirar hacia dentro,pero con ánimo exploratorio lejos de la contemplación narcisista.
      Que tengas un buen año y otro brindis a tu salud

      Eliminar
  2. Feliz año nuevo.

    Te deseo lo mejor.
    Saludo y abrazo.

    JST 01.01.2018, desde Japón, ruma ❃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ruma.

      Un abrazo y que sea un feliz año también para ti.

      Eliminar
  3. Lo de perder kilos, dejar de fumar y soportar a los cuñados sin discutir con ellos son todos unos clásicos entre los propósitos de cara al nuevo año.

    Lo de la introspección es algo que ya practico de un tiempo a esta parte. Acallar el ruido externo y escuchar las voces interiores.

    Pero manteniendo un cierto equilibrio, entre el yo profundo y la realidad. Es hermoso contemplar el abismo, pero manteniendo un asidero firme.

    Lo importante, es que tu seas felíz de cualquier manera, que si te sobra algún kilito, a los que te aman de verdad no les importa demasiado.

    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran verdad que cuando hay cariño, los defectillos no influyen y a veces ni se ven.
      La cosa es que somos mucho más que lo que mostramos. Y tener un punto de reflexión, atender a lo que sentimod y preguntarnos el porqué, creo que será un buen ejercicio.La cosa es llegar al conócete a ti mismo, aunque ya se sabe que es tarea imposible.
      Buen año y un abrazo

      Eliminar
  4. Que el año que entra sea de lo mejor, y si, hay que mirar más hacia dentro y escarbar un poco nuestro interior.
    Un abrazote de los grandes, muy grandes.
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,Miquel.
      Lo mismo va por ti.Es una alegría saber que andas siempre cerca.
      Abrazos mil

      Eliminar
  5. Magníficos propósitos, yo, de momento me conformo con la mirada plana, las radiografías, los TAC, las biópsias, todo esto del interior me da bastante miedo. Dejaré para otro año la mirada interior.
    Un gran abrazo
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francesc, en tu caso, la introspección la llevas siempre activada, en tu impronta creativa está todo lo que necesitas saber de ti mismo.
      Felicidades,tienes muchos motivos para celebrar el nuevo año
      Un abrazo grande, amigo.

      Eliminar
  6. Lo mejor para ti y quienes estimes para futuros tiempos. Un gran abrazo de una "amiga invisible".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga invisible, tampoco pedimos mucho, un poquito de salud y alegría de vivir. Que los Reyes Magos te sean propicios.


      Eliminar
  7. El caso es que creí haber dejado algunas letras hace días; pero igual lo soñé. Como verá me estoy tomando las cosas con calma. Hacía varios días que ni abría el blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Muy bien, para qué tanta prisa. De vez en cuando, dejar en barbecho el blog es muy saludable.

    Saludos

    ResponderEliminar